Imprimir

El fracaso del spritz en Argentina

DE CÓMO LAS EMPRESAS MANEJAN
LAS TENDENCIAS E INTENTAN INSTALAR TRAGOS

APERITIVO, ESPUMANTE, SODA Y RODAJA DE NARANJA. ES EL “SPRITZ” UN TRAGO EMBLEMÁTICO. NO SOLO DE ITALIA Y DE LOS DEL TIPO APERITIVOS, SINO DEL MERCADO, POR SER EJEMPLO DE CÓMO LAS EMPRESAS DE BEBIDAS BUSCAN INSTALAR UNA FORMA DE CONSUMO. EL DESEMBARCO DE “APEROL” Y SU INMEDIATA PELEA CON “GANCIA SPRITZ”, PUSO DE MANIFIESTO ESTRATEGIAS Y MANEJOS COMERCIALES. AL SPRITZ QUE PARECÍA EL TRAGO DE MODA, EL MÁS GLAMOROSO, DE GOLPE LE SOLTARON LA MANO. VEAMOS ESTE CASO, PARA ENTENDER CÓMO Y POR QUÉ ALGUNOS TRAGOS QUIEREN PONERSE DE MODA, POR SUPUESTO BUSCANDO USAR A LOS BARTENDERS.

POR GASTÓN REGNIER (PUBLICADO EN BAR AND DRINKS EDICIÓN N°50 – INVIERNO 2014)

Es sabido que en la industria de bebidas actual, la comunicación tiene una importancia fundamental, y la forma de consumo no se deja para nada librada al azar. Un siglo atrás, o incluso en los años ´40s-50´s de la época de oro, cuando no existía la tv y la comunicación casi que se remitía solo a la gráfica, los productores lanzaban sus bebidas y dejaban a los Barmen la tarea de encontrar la forma de consumo ideal.
Hoy aquel formato, aquella práctica lamentablemente no existe más. No solo no existe sino que ha sido en muchos casos reemplazada por estrategias comerciales disfrazadas de modas, que luego son transmitidas a los bartenders. Así provocan una distorsión que los aleja de las reales tendencias del Primer Mundo. Peor aún, alejándolos de un necesario entendimiento del mercado para que puedan desarrollarse profesionalmente.

En el mundo de hoy con la globalización, la concentración económica llevó justamente a que el poderío industrial quede en manos de grandes multinacionales, expandiendo sus brazos a cada país. Se han escrito libros y se podrían escribir muchísimos más acerca del funcionamiento de las “multis” y la comunicación. Para hacerla corta, el poderío económico les permite tener más y mejor comunicación. En el caso de las bebidas alcohólicas no son la excepción y también las multinacionales funcionan como el motor de la industria.
Este gigantesco músculo les permite poder instalar modas en el consumo masivo de forma rápida. Pero sobre todo poder hacerlo de forma global. Es así como la mayoría de las campañas que vemos cada mes, son pensadas globalmente por las centrales de las empresas, y aplicadas en los diferentes países por igual.
La creatividad entonces, corre en general por cuenta de las centrales, craneando todo desde el 1er Mundo. Y se ven permanentemente productos, campañas y acciones de altísimo nivel. Es poco pues lo que queda para los de marketing locales, más que aplicar de la forma más eficiente posible lo que mandan de afuera.

FORMAS DE CONSUMO. CERRADAS Y ABIERTAS
En el mundo de las bebidas alcohólicas, hay algunas que no tienen problema con la forma de consumo, porque es la misma para toda la categoría, y el universo de marcas que la componen celebran un acuerdo tácito. Es el caso por ej. del Vino y de los espumantes, servidos todos en sus copas y a la temperatura indicada.
Pero con los destilados, aperitivos, licores, pasa lo contrario: las formas de consumo son abiertas, muy variadas. Además tienen en la coctelería un anclaje a partir del cual comunicar la forma en la que quieren que se consuma su producto. Es decir, la coctelería y sobre todo los cocktails clásicos, conocidos en todo el planeta, significa lo seguro, lo que todos los consumidores conocen, y donde una bebida puede anclar su forma de consumo.
Por ej. cualquier marca de Ron joven se promociona a través del Mojito, del Daiquiri o del Cuba Libre. Va a lo seguro, a lo que ya conoce el consumidor. No se arriesgan a tratar de instalar nuevas recetas.
Imponer una receta de la bebida a promocionar, con una suma de ingredientes, cantidades, cristalería o recipiente, más la forma de prepararlo es lo más complicado, …pero lo más audaz!
Otras categorías, con mayor necesidad de aggiornamiento, deben proponer nuevas mezclas y sabores. Allí se ve la creatividad, el conocimiento, o si están bien asesorados.
Algunas marcas sin ideas utilizan tragos muy clásicos, en una postura ultra conservadora a la que quieren disfrazar de “vanguardia” o de “última tendencia”.

SPRITZ, UN CLÁSICO… EN ITALIA
APEROL es un aperitivo tradicional de baja graduación -solo 11% alc.-, elaborado con una mezcla de raíces y hierbas. De intenso color rojo/anaranjado, fue creado en 1919 en Italia. Allí ha venido formando parte de la vida diaria, siendo el SPRITZ la forma clásica de consumirlo. Se lo bebe antes de las comidas, siendo un ritual consolidado puntualmente en la península itálica. Encontrarse en los bares después del trabajo -de 6 a 9 pm- para tomar un SPRITZ es una tradicional costumbre.
Este trago aperitivo está muy difundido por todo el N.E. de Italia, en la región del Véneto donde se originó. Conocido en ciudades como Venecia, Pádova, y Ferrara, tiene en la primera tal vez su epicentro.

La fama de este trago se expandió gracias a la publicidad de APEROL, promoviendo su “Aperol Spritz”. Hasta entonces, las proporciones y componentes del mix variaban según la provincia italiana.
Se cree que su origen se remonta al tiempo que las tropas austro-húngaras estaban en Venecia. Acostumbrados a beber, igual sentían los vinos locales demasiado fuertes. Por ello, le ponían (sobre todo a los blancos) un poco de agua con gas. De esa costumbre de aguar el vino, del verbo “spritzen” (rociar, en italiano “spruzzare”), se derivaría en el nombre SPRITZ.
Aunque con otras bebidas italianas pueda hacerse un SPRITZ (bitter rojo, aperitivo de alcachofas o Gin), APEROL logró convertirse en sinónimo de este trago.
Tal es así que hace un par de años en Polonia, el “SPRITZ VENECIANO” con Aperol fue homologado como “Cocktail Oficial” por la I.B.A.

BUSCANDO RODEAR A CAMPARI
Al gerente general de Campari Argentina, Gustavo Domínguez, lo destacamos en la edición N°49 de esta revista como el “Más Destacado de la Industria de Bebidas en 2013”. En las razones alegábamos que “Metido de lleno en la pelea cara a cara de su empresa VS. Cepas Argentinas, por el mercado del Aperitivo, fue adelante con una estrategia muy clara: avanzar desde el portfolio: Campari + Cinzano + Aperol + Cynar + Cazalis”. Y explicábamos con claridad: “Se trata de 2 estilos más que diferentes, directamente opuestos. Domínguez pone en práctica aquello que nunca hizo Cepas cuando tenía el monopolio de los Aperitivos, hasta 2008 con Campari dentro: formar una categoría e instalar los Aperitivos como tragos de moda. Mientras su competencia se olvida del On Premise y apunta siempre toda su gruesa billetera a onerosos comerciales de tv”.
Vale destacar que ambas empresas de Aperitivos tienen un claro denominador común, un objetivo idéntico: apuntalar a la marca insignia. Así Campari y Gancia vienen siendo las marcas foco a apoyar, sostener, “palanquear”, abastecer… Que el resto de portfolio ayude para el crecimiento de las marcas foco, ha sido sin dudas la estrategia de ambas empresas.
En este sentido, la llegada de APEROL con su aparente “glamour” italiano iba a ser un jugador valioso para esta jugada.

EL LENTO DESEMBARCO DE APEROL
Campari Argentina lo hizo desembarcar en octubre de 2012 en Buenos Aires, esperado por conocedores, bartenders y por italianos que ya por supuesto lo conocían.
“Durante la 1ra etapa comenzamos a distribuir el producto con una propuesta selectiva en su distribución, estando presente solamente en 11 espacios de Buenos Aires”, comentaba oficialmente el Director de Marketing.
Solo 11 bares de Buenos Aires que se “adaptaban al perfil de Aperol” (878, Filo, Soria, Guido, Frank’s, Dill & Drinks, Caracas, Doppelgänger, Prado y Neptuno, Río Café, y Cucina Paradiso), que contaron con el copón de cristal símil vino, con logo de la marca.

No sabemos de quién fue la “gran” idea de hacer un desembarco tan lento, tan exclusivo como si fuera un vodka ultra premium de 200 UDS. Lo que sí sabemos, es que NO “contaban con la astucia” de su principal competencia, que se despertó de una larga siesta para sorprenderlos y sacarles la iniciativa.

CÓMO LOS PRIMEREARON !!
De forma secreta, Cepas Argentinas sabiendo de Aperol, avanzó rápidamente en 2012 con el proyecto de GANCIA SPRITZ. Se trataba de un émulo local para disputarle el mercado a Aperol, sin llegar a su nivel de calidad y obviamente por debajo en precio. Registrando el nombre SPRITZ realmente le asestó un duro golpe, muy duro. Esto rápidamente le daría resultados evidentes, que ya veremos. Pero sobre todo, su idea fue ser funcional al relanzamiento de la marca madre -Americano Gancia-, ahora con apelando al vínculo a sus raíces italianas.

Al salir a la luz en diciembre de 2012, APEROL se desesperó, intentando mostrarse activo y abandonando aquel desembarco “súper exclusivo” en solo 11 bares. Tal es así que hicieron un evento lanzamiento en enero de 2013. Sí, en enero! En 15 años esta revista no ha visto un solo evento lanzamiento que se haya efectuado en Buenos Aires durante enero, un mes históricamente con menor movimiento.

“Nos sorprendió gratamente la aceptación tan rápida por parte de los consumidores por lo que en 2013 hemos ampliado a más de 100 lugares la venta del Aperol a través del cocktail insignia Aperol Spritz”, declaró luego del evento el jefe de marketing a cargo de Aperol. Tratando de recuperar terreno, en un asombroso golpe de timón cambiaron la estrategia de exclusividad por masividad.

Otro hecho llamativo fue la salida de la compañía de la brand manager de Aperol, a solo 2 meses del lanzamiento. El fusible que pagó los platos rotos? Quién sabe…

LOS OBJETIVOS DE GANCIA SPRITZ
La verdadera intención de Cepas Argentinas con la creación de Gancia Spritz era cumplir 2 objetivos principales:
1- Apoyar el relanzamiento de Americano Gancia, sobre todo de la mano de un aperitivo de estilo italiano, con el nombre del famoso trago italiano;
2- Neutralizar obviamente la llegada de Aperol, para de esta forma evitar que beneficie a todo el portfolio de su competencia.
Con la fuerza de distribución mucho más consolidada y mayor presupuesto destinado, Gancia haría conocer al SPRITZ masivamente. Esto le resultaría a CEPAS en un volumen de ventas muy superior al de su competidor, dejando a Aperol muy limitado al “Spritz original” en… solo 11 bares.

SALE APEROL. ENTRA CAMPARI
Con el 2013 corriendo, a APEROL lo metieron al freezer. No sabemos muy bien por qué. Aquel foco en 11 bares de Buenos Aires para instalar el Spritz como trago de la noche (no solo como trago aperitivo previo a la comida) fue mermando…
CAMPARI como marca foco retomó la iniciativa, pero su empresa quedó sin la convicción y sin ideas para instalar fuertemente un trago de moda, glamoroso. Les quedó el Campari con jugo de naranja, nada más alejado del glamour al que apuntan permanentemente casi como una obsesión. Pero nada más cerca del trago aperitivo, siendo el “GARIBALDI” (nombre con el que es conocido por los bartenders) un clásico apreciado en todo el mundo, para disfrutar antes de la comida.

Un movimiento similar hemos visto hace 12 años, cuando desde 2002 CEPAS le sacó ese lugar de máximo protagonismo a ron Bacardi para posicionar a su Americano Gancia. Así, aquel excelente trabajo por el cual instaló en el mercado el Daiquiri de Frutilla, quedó descartado.

Estas decisiones empresariales son las que explican por qué algunos tragos pasan de moda, y otros surgen con mucha fuerza. Las modas no son aleatorias, no se forman “naturalmente”. Son generadas, pensadas, decididas y alentadas.

GANCIA SPRITZ ABANDONÓ AL SPRITZ
GANCIA Spritz salió con comerciales de TV con toda la fuerza, mientras Aperol quedaba congelado, expectante. Corría el 2013 y se volvía a producir un nuevo movimiento en este tablero de ajedrez. Los responsables de Gancia se dieron cuenta rápido de las intenciones de su competencia, volcándose hacia Campari para posicionarlo por encima del portfolio. Entonces decidieron abandonar el Spritz. Qué??!! Sí, Gancia Spritz abandonó al Spritz…

Bitter Campari se toma de forma habitual con jugo de naranja. Sus directivos vieron los últimos años con simpatía el mercado de Fernet Branca de enormes 4,3 millones de cajas (2013, fuente: IWSR), el 99,99% de ese volumen consumido con Coca Cola.

Las 158.750 cajas de Campari (2013), con un crecimiento del 80% el último período, indicarían que el potencial sería grande. Ciertas similitudes con el fernet de origen italiano, en la forma fácil de consumo, directa; y siendo un producto a todas luces genérico (marca que representa prácticamente una categoría en sí misma).

Rápidos de reflejos nuevamente, los de Cepas sacaron al aire una campaña de GANCIA SPRITZ en TV, alentando el consumo con naranja.
Vale destacar que 1 año antes, a mediados de 2012 habían decidido la importación de BITTER MARTINI, de forma de hacerle frente al crecimiento de Campari. Por eso alentaron la misma forma de consumo, con jugo de naranja.
Pronto se dieron cuenta que un producto importado en esta coyuntura de trabas permanentes del Gobierno, versus un producto nacional como empezaba a ser Campari fabricado en la planta de Capilla del Señor, lo dejaba en evidente desventaja competitiva.

Ejecutivos de Cepas nos confiaron en exclusiva que la idea del cambio de Gancia Spritz era, ya no ir contra Aperol al que le ganaron sin esfuerzo alguno por K.O., sino ir detrás de Campari, para “evitar que se desarrolle sin obstáculos”, adueñándose de la iniciativa. No querían que Campari se instale tan fácil usando la combinación con naranja, entonces debían “embarrarle la cancha”.

Como verán, la información que conseguimos es de muy buenas fuentes, de 1ra mano, y no esperamos gacetillas básicas oficiales de las empresas, que solo buscan difusión gratis. La gran mayoría del periodismo gastronómico está para chupar las medias a los anunciantes de turno, a los chefs, a las bodegas… Nosotros decidimos siempre hacer periodismo, y esto significa 2 cosas fundamentales: 1- Buscar información de forma permanente; 2 – Publicar todo lo posible, aunque teniendo que soportar presiones de algunas empresas, quita de pautas, llamados intimidantes, twitteros pagados para insultar por las redes, y un destrato patético.

LOS NÚMEROS NO MIENTEN. HAY QUE VER LAS ESTADÍSTICAS
Mucha gente soberbia del ambiente de bebidas, cree saberlo todo pero en realidad no manejan siquiera los números de ventas del mercado. Piensan que Branca vende lo mismo que Campari, o que Martini lo mismo que Cinzano…, y así navegan en el mar de la ignorancia, creyendo que el uso de Twitter ya los posiciona como grandes referentes.

El último reporte de IWSR, el más serio, completo y riguroso del mercado, con datos provistos por las mismas empresas, en el 1er año de las 2 marcas que se disputaban el trago SPRITZ, arroja los siguientes números:
APEROL: 7.500 cajas.
GANCIA SPRITZ: 37.500 cajas.
No hay que agregar muchas palabras al respecto…, los números hablan por sí mismos.

A todo esto, los últimos números de ventas muestras que la categoría APERITIVOS no creció. El boom que supuestamente se ve en redes sociales y en las barras, no solo no se refleja en las ventas, sino todo lo contrario.

Sacando el tanque de Fernet Branca, una topadora que crece al 20% anual la última década; y el crecimiento lógico de Campari al que le ponen millones de pesos de recursos; el resto de los Aperitivos no crecen o directamente caen. En conjunto cayeron el 5,5% el último año.
Americano GANCIA con la millonaria inversión en TV solo pudo crecer el 0,8%, nada.
CINZANO que se esperaba creciera bastante, después de invertir varios millones también, cayó el 7,4% en un año!! Parece que la promoción del vermú rosso con pomelo no les está funcionando…
CYNAR después del supuesto boom del Cynar Julep y varios barmans tratando de imponerlo como trago de culto, creció tan tolo el 2,6%, realmente muy poco.

Si los Aperitivos nacionales no aprovechan esta coyuntura que los favorece como nunca en la historia, dada las trabas a las importaciones, no queremos imaginarnos cuando cambie el Gobierno en 2015, la economía y el mercado se normalicen, vuelvan al país todos los importados, los números de los Aperitivos nacionales hasta dónde caerán.

UN MAPA QUE NO LOS GUÍA
De la rivalidad APEROL VS. GANCIA SPRITZ que analizáramos en la sección VERSUS de la edición nuestra N°48, representando la rivalidad Campari Argentina VS. Cepas Argentinas en este tablero de ajedrez que es la industria de bebidas alcohólicas, pasó a ser desde mediados de 2013: CAMPARI VS. GANCIA SPRITZ.

Campari se quedó sin trago glamoroso, se vio construyendo la categoría de Aperitivos a través de la difusión continua de su portfolio, pero sin el suficiente punch. ¿Qué trago concreto quería instalar la empresa, luego del fracaso del Spritz by Aperol?
Sin el mejor asesoramiento, se puso a organizar un certamen nacional llamado “MAPA” (movimiento por el aperitivo). Un concurso para barmans que no quiere ser para barmans, que lo abren a todo el mundo pero en realidad, después de pedirles a los participantes que escriban poesías (Poesías!!!) terminan premiando… al mejor trago, con la ayuda de barmans para prepararlo !! Así como lo leen, literal !! Nunca vimos algo así, tan inconsistente.
Una acción promocional que se limita a tratar de ser “cool” pero sin el mínimo de solidez para poder alcanzar objetivos racionales para las marcas. 
Es un concurso que busca nuevas formas de consumo? NO.
Un concurso que alienta una forma de consumo determinada? NO.
Un concurso para poner de moda un trago? NO.
Un concurso pensado estratégicamente para neutralizar los movimientos de la competencia? NO.
En definitiva un concurso que gasta miles de $$$, a años luz de los concursos mundiales sólidos como el World Class de Diageo, que lógicamente no muestra resultados positivos.

CAMPARI CONSERVADOR, AHORA USA AL NEGRONI
Habiendo perdido la iniciativa, y sin ningún trago “aspiracional” que se asemeje al Spritz, en cuanto ingredientes, forma de preparación, recipiente, etc. CAMPARI optó por ser conservador.
Con la naranja en manos de Gancia Spritz disputándose esa combinación en la cancha o “en el barro” (o digamos: “en una cancha barrosa”), Campari se vio en la necesidad de no quedarse en el “Campari Orange” para poder sostener el glamour (basta ver sus mensajes del tipo “que no te agarren con la vanguardia baja”). Sin el mejor asesoramiento -repetimos-, en lugar de crear algún nuevo trago o combinación de sabores, optaron por lo seguro: el Negroni.

El NEGRONI es un trago híper clásico, muy fácil de hacer: partes iguales de gin, Campari y vermú rosso con rodaja de naranja. Que una marca promueva un trago tan conocido en el medio local no tiene nada de malo. El tema es que no lo hace masivamente, que sería tal vez lo indicado. Lo hace en forma barata, a través de redes sociales, convocando a bartenders a que hagan Negronis en distintas variantes. Incluso hasta han llegado a producir un libro (un libro!!) de Negronis, utilizando el trabajo de bartenders sin cargo a cambio de supuesta difusión.

La pretensión de Campari es INSTALAR el Negroni como trago de moda para lo cual necesitan de los bartenders a quienes abordan para que los ayuden, intentando convencerlos que se trata “del último grito de la moda” o “el rescate de nuestros orígenes argentos”. Si para ello el grupo de embajadores contratados tiene que apelar a “las raíces”; aliarse a jóvenes blogueras novatas; e incluso utilizar el nombre de grandes maestros de la coctelería como Pichín o Rodolfo San… no les importa. Tampoco les importa copiar rápidamente todo lo que se pueda. Si Bar and Drinks publica que el mejor barman es Fulano Pérez, en 3 días aparece el tal fulano promoviendo el Negroni con Campari (y sin que le paguen por ello).
Muchas veces nuestra opinión periodística les molesta, pero sin dudas corren enseguida a buscar a cada bartender que esta revista destaca y posiciona.

HUMO
Venderle a los bartenders que el Negroni es el trago de moda, definitivamente es venderles humo. Ni hablar del intento de imponer todos tragos directos con aperitivos, todos mixes que cualquiera puede hacer en su casa. Vermú con pomelo, con tónica, con fernet, con gaseosa lima limón, con soda… puestos en una carta para que los bares los ofrezcan, atentando contra la creatividad de los bartenders, a los que justamente van a buscar con sus embajadores para fidelizarlos.
Y atentan contra la identidad de cada bar, que necesita de una carta propia de tragos para forjar una propuesta diferenciadora.

También es incorrecto el argumento “emocional” que utilizan, de que las verdaderas raíces argentinas están vinculadas a los aperitivos, cuando en realidad esto en cuanto a bebidas tienen que ver más con el vino y la ginebra. En la coctelería, no tienen nada que ver estos mixes fáciles de preparar, con el uso que los grandes Maestros le daban a los aperitivos en la época dorada de los años 40’s y 50’s. Los maestros utilizaban licores, aperitivos, spirits, etc. para crear sofisticación, elegancia, equilibrio.

Es una clara movida de empresas con fines comerciales de corto plazo, para instalar tragos que le sirvan al corto plazo. Para ello se vale de bloques de aliados formadores de opinión, entre dueños de bares -de Buenos Aires e interior-, bartenders, blogueros, jóvenes periodistas gastronómicos y hasta chefs. Todos defendiendo a capa y espada sin un centavo detrás, promocionando el trago que se le ocurre hoy a una empresa para llevar adelante sus estrategias comerciales. Si el año que viene la empresa pasa al “Cosmopolitan” o al “Gin Tonic con pepino” por ej. , todo el bloque automáticamente y sin cuestionarse nada, sale a vender el trago del que le han bajado línea. Todo desfasado de las tendencias reales que de forma histórica llegan desde el Primer Mundo, de Europa y Estados Unidos.

Hemos viajado a Europa recientemente y visitado los mejores bares de Londres (meca mundial de la coctelería), de Barcelona y de Ámsterdam, y podemos dar fe que el Negroni no tiene ningún tipo de protagonismo ni sobresale del lugar histórico que se ha sabido ganar.
Esto lo explicamos en detalle en el ciclo de charlas “Los Mejores Bares de Europa, tendencias y mercado”, con Juan Manuel Piñeiro, que dedicamos a pequeños grupos de bartenders destacados, que por supuesto lo entienden claramente.

Por otro lado, Campari con el clásico Negroni pasa la pelota al campo de Gancia, que no tiene clásicos internacionales para anclarse. El ochentoso “Gancia Batido” hace rato que no va más, Gancia sigue con el problema de no encontrar otro trago poderoso; y Gancia Spritz quiere seguir con la naranja. Tanto así que también van a bares destacados con promotoras, que en lugar de alentar los tragos del lugar con la marca, solo promocionan Gancia Spritz con naranja. Usan a los bares directamente para que los clientes tomen esos tragos mixes en sus casas; y al bar van a volver para tomar qué?

EL FRACASO DEL SPRITZ
Así es como se pone de moda un trago. El tema es cuando por la misma competencia de las empresas, sumado a la falta de creatividad, en menos de un año dan tremendos golpes de timón que los ponen al descubierto.
Por todo lo expuesto como en ningún otro Medio, el SPRITZ ha fracasado no porque sea un trago feo, o que no haya gustado (de hecho es rico y refrescante). Fracasó porque ya ninguna empresa lo puede usar estratégicamente. Las 2 empresas rivales se han neutralizado y han dejado de usar al SPRITZ para promocionarse.
Con menos de 1 año de fuerza, era de esperar que este trago en realidad aperitivo -repetimos-, para antes de comer, haya sido sacado del foco de atención y abandonado para finalmente dejar de promocionarlo.

Este rubro se compone de muchos jugadores: empresas de bebidas, periodismo especializado, distribuidoras, bares y bartenders. El riesgo en este contexto es que no todos cuentan con la misma información, y la ignorancia (mencionada como falta de información) es una trampa que provoca cometer errores torpes. La “lucha” por causas ficticias; la entrega de su imagen y su trabajo a cambio de nada, son debilidades que aprovechan comercialmente algunas empresas en el corto plazo, pero que perjudica a bartenders, retrasa y traba la evolución de las propuestas; definitiva y claramente distorsiona el mercado.

Es así este fantástico mundo de las bebidas alcohólicas, la coctelería y las grandes empresas detrás. Donde nada es casual, donde al ajedrez se juega cada día, donde se acierta y se cometen errores, muchos de los cuales hacen perder millones a las compañías. Donde se avanza con ideas creativas, y donde se retrocede jugando a la defensiva. Donde maravillosos productos se crean de forma genuina, y donde se vende humo porque el cortoplacismo es el camino elegido.
Hay que estar siempre atentos, no perder nunca el espíritu crítico, y disfrutar todas las bebidas y tragos, sean promovidos por las empresas o no.

GANCIA SPRITZ SALIÓ CON COMERCIALES DE TV CON TODA LA FUERZA, MIENTRAS APEROL QUEDABA CONGELADO, EXPECTANTE. CORRÍA EL 2013 Y LOS RESPONSABLES DE GANCIA SE DIERON CUENTA DE LAS INTENCIONES DE SU COMPETENCIA, VOLCÁNDOSE A CAMPARI (Y CON NARANJA). ENTONCES… GANCIA SPRITZ ABANDONÓ AL SPRITZ.

EL NEGRONI ES GENIAL Y LOS APERITIVOS INFALTABLES EN CUALQUIER BAR. PERO USARLOS PARA CONSTRUIR UN “RELATO” QUE ES COMERCIAL Y DISOCIADO DE LAS TENDENCIAS MUNDIALES, ES RETRASAR LA NOTABLE EVOLUCIÓN QUE VENÍA EXPERIMENTANDO LA COCTELERÍA EN ARGENTINA.

CON UNA BILLETERA MILLONARIA, EL “RELATO” DE CAMPARI APELA AL ASPIRACIONAL, TRATANDO DE INSTALAR LA FALSA IDEA QUE SE PUEDE PERTENECER A UNA ELITE DE BARTENDERS “ESTRELLAS” A NIVEL LOCAL, SI PREPARAN TRAGOS SIMPLES CON APERITIVOS Y SI AHORA REVERSIONAN NEGRONIS.

Copyright © 2018 Bar and Drinks. Todos los derechos reservados.
Diseño web: Buccafusca