Imprimir

Espumantes Argentinos

DEL PASADO AL MEJOR PRESENTE
DE LOS ESPUMANTES ARGENTINOS

EN ESTAS ÉPOCAS DE FIESTAS, CELEBRACIONES, EVENTOS, ENCUENTROS Y REENCUENTROS, LAS BURBUJAS SE SUELTAN DE A MILES DE MILLONES, Y EL ESPUMANTES CORRE DE A LITROS. PERO HOY NO ES LO QUE ERA, Y NO TODO TIEMPO PASADO FUE MEJOR. LA CULTURA EN VINOS ESPUMOSOS CRECE JUNTO CON LA DIVERSIDAD DE PROPUESTAS, Y LOS CONSUMIDORES MÁS DESPIERTOS NO DAN CRÉDITO LIBRE A TANTO MARKETING ASPIRACIONAL. EN TREN DE SEGUIR ESTA (BUENA) TENDENCIA, Y EN POS QUE NO SIGA SIENDO TAN ESTACIONAL EL CONSUMO DE ESPUMANTES (DICIEMBRE SE LLEVA EL 50%), HAGAMOS UN REPASO POR LO MEJOR QUE NOS OFRECEN LAS BODEGAS ARGENTINAS.

POR SEBASTIÁN BOSSI (PUBLICADO EN BAR AND DRINKS N°36 – VERANO 2010)

bebidas-Vinos-espumantes-arg

Debo confesar mi admiración por el Champagne, el “Rey de los Vinos”, la Denominación de Origen perfecta, donde uno no encuentra vinos malos. Pero para entender este estilo, llevado o traído a otras latitudes, debemos reconocer que la magia de un buen espumante está en la combinación perfecta entre el equilibrio entre la acidez natural de un vino, combinada con el azúcar residual o agregado, y todo esto sostenido con la energía llena de vida de las burbujas, más el brillo o reflejos del color que lleva el nombre del mismo producto: el Champagne.
Los argentinos somos definitivamente amantes de este estilo de vino, del “vino espumoso” como indica el término legal. ¿Pero cuando nació esta costumbre en nuestro país? ¿Cómo se fue adaptando el maravilloso y único estilo original, el francés, al particular y conservador gusto local? ¿Cuál es la tendencia hoy, ya casi al final de la 1ra década del Siglo XXI?

ESTE ES UN RESUMEN DE ESA HISTORIA:
Según Pablo Lacoste en su libro “El Vino del Inmigrante”, el 1er espumante argentino fue el “Champagne KALLES”, elaborado por BODEGA SANTA ANA en Guaymallén, Mendoza; fundada en 1891 por el francés Charles Kalles.
Aquel espumante se lanzó el 19 de diciembre de 1902. La producción llegó a ser tan importante, que por 1910 las cavas de esa bodega acumularían 500.000 botellas. El año del centenario de nuestra patria se llegaron a importar 1 millón de litros de Champagne (francés + el Cava español). Unos 15 años después, solo se importaban 300.000 debido seguramente al gran éxito del producto argentino, que en 1946 comienza su exportación.

En 1925 Trapiche lanzó MONITOR, el 1er champagne argentino elaborado por argentinos (como decía su publicidad). Era un Blanc de Blancs, es decir un Champagne elaborado solo con uvas blancas Chardonnay, Chenin y Ugni Blanc, las 2 últimas muy usadas hasta hoy por su muy buena frescura y rendimiento en el cultivo.
Además fue el 1ro que aplicó con éxito el sistema de producción CHARMAT, llegando a perfeccionarlo gracias al Ing. Chaussepied (de ahí el nombre alternativo al sistema), que también ayudó en la selección de los cepajes ideales para el terroir mendocino.

Sin dudas, parte de la historia del espumante en la Argentina la escribió la marca DUC DE SAINT REMY. Procedente de la cuna del champagne, Epernay, Francia, en 1912 llega la 1ra partida. Al comenzar la 2da guerra mundial se interrumpieron las importaciones y es entonces cuando Héctor Maglione y su hermano Manuel (hijos del 1er importador) decidieron encarar la elaboración en Buenos Aires (con vinos de San Juan) siguiendo rigurosamente el tradicional método champenoise. Aquellas primeras botellas salieron a fines de 1941. Hasta 1983 se elaboraron siempre con el artesanal método los espumantes Extra Brut (seco), Demi Sec (dulce) y los rosados Demi Sec y Súper dulce. Luego en San Juan siguieron con el Charmat, y desde 2006 la marca busca un reposicionamiento a través de su nueva dueña, la empresa SABIA.

Otro ícono es sin duda la bodega TOSO, con sus marcas Toso y EXTRA TOSO, que en la década del ´60 creó la popular marca FEDERICO DE ALVEAR. Lo curioso es que su producción nació en Buenos Aires, en el barrio de Caballito allá por el 1925. En 1950 se mudaría a Guaymallén, Mendoza.
Un detalle para los consumidores de gusto conservador: hace un par de años la empresa cambió la fórmula de su superclásico y prestigioso Extra Toso, dejando de lado la tradicional del “Viejo Mundo” por una 100% Chardonnay.

Si hablamos de íconos, la que ocupó el centro de la escena por muchos años y hasta hoy, fue y es CHANDON. Creada en 1959 en Agrelo, Luján de Cuyo, cabe destacar su marca Barón B, lanzada en 1970 en homenaje a Barón Bertrand de Ladoucette.
Esta bodega llegó a producir en 1997 más de 16 millones de botellas entre todas sus marcas. Si bien hasta el 2000 tenían como un monopolio, una década después y creo que entre otras cosas por el trabajo de varias escuelas de sommeliers, se generó un avance importante en la cultura y el saber sobre los Espumantes. Hoy los consumidores se animan a probar y a exigir alternativas, sin dejarse llevar tanto por el marketing muchas veces engañoso. Hacen el viaje de ida para ser más sibaritas y menos snob.

Una de las primeras marcas que irrumpieron con un éxito impactante es NIETO SENETINER con su espumante con base Pinot Noir. No solo le da características organolépticas únicas, sino que logra diferenciarse también por su atractivo color cobrizo.
Otras bodegas que comenzaron a jugar entre las grandes fueron NORTON y (más familiar) LUIGI BOSCA. Recuerdo el lanzamiento de Finca La Linda allá por el año 2000, un espumante que lo conocía muy poca gente pero que se encontró más cerca del éxito desde 2003 cuando le dieron un cambio de estética a través de un singular diseño de botella, totalmente novedoso para el mercado argentino, tan acertado que muchas bodegas lo imitaron.

EL “GUSTO ARGENTINO”
El cambio del consumidor local en la última década radicó no solo en que se volvió más sibarita, sino que la mujer tomó un rol más preponderante en la decisión de compra, ya sea en las góndolas de supermercados como en la carta del restaurante.
Y por esta misma razón, así como en vinos tintos el típico “vino de hombres”, el Cabernet Sauvignon le dejó su liderazgo en ventas al seductor y aterciopelado Malbec, en Espumantes los mismos dejaron de ser tan “Extra Brut” para ser más “Brut”, más seco aún, probablemente debido al exigente paladar de las damas.
Esta fórmula es como dice un conocido y conocedor amigo Roberto Amitrano: “El argentino quiere tomar un espumante que diga Extra Brut pero que sea Brut”. Esto es lo que hizo La Linda, elaborado con Chardonnay y Semillón, esta última cepa que le aporta un carácter meloso, amielado muy agradable, casi dulce.
Es decir, cuando el consumidor mira la etiqueta le da el OK porque dice bien claro “Extra Brut”, y cuando lo prueba se destaca de los demás porque es “distinto”, es más bebible y por cierto muy agradable. Algo similar hace Chandon con su Extra Brut, dejando el gusto conservador o clásico de los argentinos de décadas pasadas, de beber Extra Brut súper secos, no solo por el azúcar agregado sino por el estilo de vinificación.
Lo dulce por muchos años estuvo vinculado al mal gusto, a la baja calidad, etc... Y por esta misma razón nadie se permitía (hasta hace poco), tener en la mesa de un restaurante o de un evento un vino dulce, sea blanco o espumante. Por suerte cambió gracias a una cultura más desarrollada. Un buen ejemplo es la uva Torrontés, que en los últimos 10 años y luego de más de un siglo comenzó a ser aceptada por gran parte de los argentinos, tanto como vino tradicional, como (de a poco) en la elaboración de espumantes. Afortunadamente para mí, pues es una de mis cepas favoritas.

SECO Y FRIO
Otro detalle a tener en cuenta para entender la tendencia de nuestros Espumantes a lo seco, es que la denominación “Nature” no existe en la región francesa de Champagne; que “Extra Brut” casi no se usa; y que más del 90% de los Champagne son Brut.
Al tener esa región famosa un clima frio, logra una alta acidez en el vino base, por lo que al final de la 2da fermentación se necesitarán agregarle unos gramos más de azúcar al licor de expedición (entre 12 y 14 grs.) entrando en la categoría de Brut.
Esto se acostumbra a hacer en el Nuevo Mundo, con entre 5 y 9 grs. que son los que contiene un típico Extra Brut nacional o un venerado Nature o Brut Nature. Nature o Brut Nature significa que al producto no se le ha agregado licor de expedición, por lo cual si tiene azúcar es hasta 3 grs. y es residual.

Sobra sol en la Cordillera de los Andes y por ello nuestros vinos tienen un perfil afrutado. Por más que se busque esa acidez que da mucha frescura, no siempre es fácil encontrarla. Así, naturalmente los vinos nacionales no se llevan bien con el azúcar agregado.
Al mismo tiempo hay que comprender las técnicas de elaboración elegidas, ya sea en el Viejo Mundo (en Champagne) y en el Nuevo Mundo, por ej. Mendoza. Está claro que el Método Champenoise es un modelo a seguir, pero no tiene mucho sentido imitarlo al 100% pues el clima argentino para el cultivo de la uva y la estiba de la botella (por al menos 12 meses), no tiene nada que ver. En Francia las cavas se refrigeran naturalmente, ni en verano la temperatura de esas cavas subterráneas supera los 14°C, con una humedad constante todo el año. Es decir: condiciones ideales para la 2da fermentación y estiba en botella.
En Argentina todo es diferente, y es normal que así sea. Si visitan una champañera artesanal o tradicional en Mendoza, verán que están refrigeradas artificialmente en el mejor de los casos, y el problema del aire acondicionado es que seca o elimina la humedad del ambiente. Esto a su vez se puede compensar generando humedad con máquinas, pero es todo forzado.

¿CHARMAT O CHAMPENOISE?
En el Nuevo Mundo se puede lograr un excelente espumante, importante y complejo. No hace falta seguir el método ortodoxo tradicional Champenoise. Usando el Charmat en pequeños tanques, de 2000 a 5000 litros y siguiendo el método “largo” o “lungo” que implica dejar actuar por más tiempo a las levaduras luego de terminada la 2da fermentación, se logran óptimos resultados.
Si en un método Charmat común se lo deja solo 3 o 4 semanas, en el Charmat Lungo se dejan 3-4 meses o más, logrando así el efecto de autolisis de las levaduras, similar a la que ocurre en el método de elaboración en botella. Esto es lo que da en buena parte ese exquisito aroma a brioche, pan tostado, panadería, masa etc. La ventaja que tiene el Charmat es el control absoluto de la temperatura que tienen los enólogos.

QUE SEPAS QUÉ CEPAS
En la elección de las uvas para vinificar espumantes en el Nuevo Mundo, está bien intentar mantener el corte clásico de CHARDONNAY - PINOT NOIR, pero si no da resultado más bien deberían modificar la fórmula y adaptarla al terroir argentino.
Por alguna razón y no por casualidad, aquel experto contratado por Bodega Trapiche, el Ing. Chaussepied a principios del Siglo XX seleccionó las mejores uvas para hacer un Champagne adaptado a nuestro suelo. Mantuvo la Chardonnay pero agregó la Chenin y la Ugni Blanc, uvas que la mayoría de las champañeras locales mantienen hasta hoy.

Hay que destacar la tendencia por diferenciarse competitivamente por un lado, y por hacer un producto realmente particular con identidad propia por otro. Así podemos encontrar espumantes elaborados a partir de la uva TORRONTÉS, usada por sus atributos organolépticos sumamente agradables al consumidor. Existen bodegas que lo vinifican con éxito desde hace más de una década, como La Riojana, con 2 productos bien diferentes y recomendables que detallo más adelante. Se van sumando otras bodegas como la neuquina Familia Schroeder con su Deseado, vinificado con una sola fermentación interrumpida, lo que deja un importante azúcar residual (60-70 grs./litro).

Otras cepas que se están usando son VIOGNIER, es el caso del espumante de Finca Las Moras, un muy recomendado corte Viognier/ Syrah, 2 uvas que además se dan de manera extraordinaria en San Juan.
Otra uva que me sorprendió muy gratamente es la PINOT GRIS. Finca La Celia está sacando un espumante completamente diferente a lo acostumbrado, muy bien!

Por el lado de las uvas tintas la que se esta usando muchísimo es la MALBEC. No vinificada como tal en tinta, esto ya lo hizo hace unos 10 años Viniterra, que se arriesgó con un espumante tinto pero la verdad es que no tuvo gran éxito. Hoy se lo vinifica con una maceración corta de 6 a 8 hs. logrando un tinte muy suave de su piel, dejando una gama de colores muy atractivos. También se lo usa sin piel, como vino blanco, para dar más estructura al espumante. Por ej. Trapiche lo usa para su Extra Brut y su Rosado; Chandon para su Rosado y el Baron B Rose; y Finca La Celia y Navarro Correas para sus Rosados, entre otros.

Podemos concluir finalmente que un buen Espumante nace en el viñedo. La clave está en saber elegir luego el mejor método para champañizar, acorde al lugar, al estilo, la guarda, etc. Pero fundamentalmente el mejor espumante argentino será aquel que tenga identidad propia.
Mientras tanto, a seguir probando, conociendo y eligiendo. Brindo por esto. Salud!

MIS ESPUMANTES RECOMENDADOS,
Los más destacados en cada segmento
de los más baratos a los más caros, por:
Marca
Bodega
Cepa/s
Alcohol, gramos de azúcar por litro, Precio al público.

CATEGORÍA STANDARD
(hasta 29 $arg.)

TOSO Extra Brut
(BODEGA TOSO)
Chardonnay
11.6% alc., 8 grs., 25 $.
Clásico de clásicos, una bodega histórica que hace todo lo posible por aggiornarse y lo está logrando. Este Extra Brut tiene una perfecta relación precio/calidad. La bodega cayó en ventas a la mitad del 2007 al 2008, pero tienen un buen producto como para remontarla.

SANTA FLORENTINA Torrontés Dolce
(BODEGA LA RIOJANA)
Torrontés
7% alc., 68.35 grs., 20 $.
La mejor relación precio/calidad en este estilo. Muy recomendable para la pileta, playa o tarde de campo con amigos, en este verano 2010.

CUMBRES ANDINAS Extra Brut
(BODEGA PREMIER WINES)
Chardonnay – Chenin
12% alc., 7.8 grs., 29 $.
Un espumante interesante, quizás debido al aporte herbáceo del Chenin. Lo distribuye Bodega Tres Blasones, la misma dueña de Ruca Malén, y que también distribuye hoy los Toso.

NOVECENTO Extra Brut
(BODEGA ROBINO)
50% Chenin - 50% Ugni Blanc
12.0% alc., 9 grs. azúcar / lt., 19 $.
Corte clásico argentino. Simple y agradable. La línea se completa con un espumante premium muy bien elaborado, pero creo que la presentación no está a la altura del producto. Hay algunos detalles como un bozal de alambre muy débil y otros, todos fácilmente solucionables.

CATEGORÍA PREMIUM
(30 a 50 $arg.)

NIETO SENETINER Extra Brut
(BODEGA NIETO SENETINER)
Pinot Noir (base),
12% alc., 11 grs., 37 $.
NIETO SENETINER Brut Nature
(BODEGA NIETO SENETINER)
Pinot Noir (base),
12.5% alc., 6 grs., 42 $.
Ambos productos son responsables de la apertura del mercado, para bien de todos los consumidores. Fue la 1ra marca a la se le empezaron a animar fuera de las masivas, y a confiar en ella para sus más personales y cuidados eventos. Nieto apostó a la calidad y originalidad, tanto en el packaging como en la fórmula de base Pinot Noir. El espumante se lanzó hace 1 década como partidas limitadas y numeradas, y hasta hoy no ha parado de crecer en ventas, merecidamente. Si mantienen su la relación precio/calidad harán historia.

MUMM - CUVEE RESERVE DEMI SEC
(BODEGA MUMM)
70% Chardonnay – 30% Pinot Noir
12.5% alc., 23 grs., 32 $.
El mejor Demi Sec del mercado, equilibrio justo entre sus 23 grs y su acertada acidez. Propiedad del grupo francés Pernod Ricard, la marca ostenta un cómodo 2° puesto en ventas en este segmento.

SANTA FLORENTINA Brut de Torrontés
(BODEGA LA RIOJANA)
Torrontés
10.8%, 11 grs., 30 $.
El 1ro en vinificar Torrontés espumante, al menos con éxito (antes lo intento Nacarí en 1985). No me canso de recomendarlo desde que salió al mercado hace ya más de una década, un verdadero orgullo nacional.

DESEADO
(BODEGA FAMILIA SCHROEDER)
Dulce Torrontés
9.2% alc., 82 grs., 41 $.
Excelente y original producto, 100% Torrontés, floral y armonioso de muy buen volumen en boca.

DEL FIN DEL MUNDO Extra Brut
(BODEGA DEL FIN DEL MUNDO)
80% Pinot Noir – 20% Chardonnay
Método Tradicional.
12.7% alc., 9 grs., 38 $.
La mejor relación precio/calidad de espumantes provenientes de la Patagonia argentina (Neuquén – Río Negro). Ahora con mas Pinot Noir en su formula haciéndolo mas interesante en su sabor y bonito en su color.

SANTA JULIA Extra Brut
(BODEGA FAMILIA ZUCCARDI)
Chardonnay – Viognier - Pinot Noir
12.5% alc., 10 grs., 35 $.
Camino a ser un clásico argentino. Inteligente y original el aporte del Viognier.

NORTON COSECHA ESPECIAL Extra Brut
(BODEGA NORTON)
Chardonnay
12% alc., 7.5 grs., 36 $.
Varietal muy seductor por su presentación única como por tipicidad, tan agradable como elegante. Uno de los primeros en elaborar espumantes varietales de Chardonnay.

NORTON MINI Extra Brut - 187ml
(BODEGA NORTON)
Chardonnay
12% alc., 11 grs., 11 $.
Otro gran pequeño del mercado. Estética haciendo juego con su gusto. Muy bueno.

TRAPICHE Extra Brut
(BODEGA TRAPICHE)
Chardonnay – Semillón – Malbec
13%, 10.9 grs., 37 $.
Genial acierto el de incluir Malbec reemplazando al Pinot Noir. Excelente relación precio/calidad.

TRAPICHE ROSADO Extra Brut
(BODEGA TRAPICHE)
Pinot Noir – Malbec
13% alc., 8.15 grs., 38 $.
Uno de los mejores espumantes Rosados en esta categoría. Otra relación precio/calidad perfecta.

NAVARRO CORREAS ROSE BRUT
(BODEGA NAVARRO CORREAS)
Malbec
13.5% alc., 12 grs., 36 $.
Producto muy seductor en vista, aroma, sabores... y botella! Muy bien logrado. La mejor relación precio/calidad de la bodega propiedad del prestigioso grupo internacional Diageo.

FINCA LAS MORAS Extra Brut
(BODEGA FINCA LAS MORAS)
Viognier – Syrah
13% alc., 10 grs., 39 $.
El que no arriesga no gana, y el que no vinifica Viognier en San Juan “es un gil” diría el tango. Y hablando de tango, este champán tiene que ser el símbolo de su provincia. Extraordinario producto, muy frutal y agradable.

FINCA LA LINDA Extra Brut
(BODEGA LUIGI BOSCA)
Chardonnay – Semillón
12.5% alc., 9 grs., 38 $.
Que más decir de uno de los más recientes y exitosos espumantes lanzados en los últimos 10 años. El que lo prueba lo adopta, total garantía de aceptación. Combina de manera ideal el aroma a levaduras, producto del método de elaboración Charmat Largo, con el carácter meloso del Semillón. Muy Lindo todo.

CHANDON Extra Brut
(BODEGA CHANDON)
Chardonnay - Pinot Noir – Semillón
13.1% alc., 10 grs., 39 $.
La misma calidad de siempre. Parte indiscutible de la cultura “burbujeante” nacional, líder en ventas, con el mayor impulso publicitario y con muchos aciertos los últimos años, exclusivamente por la gran capacidad de su ex presidente Maggie Henriquez.

LA CELIA Extra Brut
(BODEGA FINCA LA CELIA)
Pinot Grigio
12.5% alc., 8 grs., 45 $.
Lo más recomendable dentro de las últimas novedades. Sorprendente varietal de una cepa tan agradable en nariz y boca. Felicitaciones a sus hacedores! Esta línea cuenta entre otros varietales con un muy seductor Rosado de Malbec.
BIANCHI Extra Brut
(BODEGA BIANCHI)
60% Chardonnay – 40% Pinot Noir
Método Champenoise
12% alc., 6.9 grs., 45 $.
Desde el lanzamiento de su 1er espumante hace poco más de 10 años, la tradicional bodega marcó un liderazgo. Excelente, impecable todo el portfolio de espumantes, con algunos vintage con increíble potencial de guarda.

CATEGORÍA SUPER PREMIUM
(+ de 50 $)

ALAMBRADO 2007 by SANTA JULIA Extra Brut
(BODEGA FAMILIA ZUCCARDI)
80% Chardonnay – 20% Pinot Noir
Método Champenoise
12.5% alc., 8 grs., 56 $.
De lo mejor en espumantes de esta bodega familiar, con muy buena complejidad en boca.

MARÍA CODORNÍU SUR RESERVE Brut Nature
(BODEGA SÉPTIMA)
100% Chardonnay
Método Tradicional, fermentado en roble.
12.8% alc., 9.55 grs., 55 $.
De los pocos (2 o 3) espumantes que pasan por roble su vino base. Ideal para los que nos gustan este tipo de vinos.
Vale destacar aparte los Cava (españoles) de la bodega, el Selección Raventós Brut y el Pinot Noir Rosado Brut, ambos a 80 $, un verdadero lujo para nuestro mercado.

ATEMPORAL ROSADO 2007 Extra Brut
(BODEGA ALTA VISTA)
85% Pinot Noir – 25% Chardonnay
Método Champenoise 18 meses.
13% alc., 8 grs., 65 $.
Junto con el E.Brut, se aprecia otra bodega donde la imagen traduce fidedignamente lo que es el producto. Amados por todos los sommeliers desde su lanzamiento hace pocos años. Lo mejor de Francia en el Nuevo Mundo, camino a convertirse en un clásico argentino.

DOMAINE Brut Nature
(BODEGA MUMM)
60% Chardonnay – 40% Pinot Noir
Método Tradicional.
13% alc., 5 grs., 78 $.
El espumante argentino más parecido a un buen Champagne. Por esta misma razón está entre mis espumantes preferidos. Aplauso para la gente de Pernod Ricard Argentina.

LUIGI BOSCA Brut Nature
(BODEGA LUIGI BOSCA)
60% Chardonnay – 40% Pinot Noir
Método Tradicional.
13% alc., 3.7 grs., 75 $.
La mejor relación precio/calidad de esta impecable bodega. Un lujo accesible. Como siempre Luigi Bosca, estética y calidad de la mano.

ROSA DE LOS VIENTOS
(BODEGA FAMILIA SCHROEDER)
Pinot Noir Rose Nature
12.5% alc., 2.85 grs., 64 $.
Un Rosado patagónico de lujo, sin semejantes en la zona, y por esta razón podríamos justificar su precio.

CHANDON CUVEE RESERVE PINOT NOIR
(BODEGA CHANDON)
Método Tradicional
13.2% alc., 12 grs., 51 $.
El mejor espumante argentino para muchos colegas sommeliers. Estoy de acuerdo, todo un ejemplo en que calidad y buen precio se puede mantener a través de los años.

BARON B Brut Rose 2005
(BODEGA CHANDON)
Pinot Noir, Malbec, Chardonnay
13% alc., 7.6 grs., 77 $.
Elegancia y belleza por donde se lo aprecie. Los consumidores le dan la derecha porque es el líder en ventas en el segmento.

PEQUEÑAS PRODUCCIONES ROSE 2007 Extra Brut
(BODEGA MIGUEL ESCORIHUELA GASCÓN)
Pinot Noir
12.9% alc., 6.2 grs., 140 $.
El mejor espumante de la bodega, pero una lástima lo limitado de su producción y por la misma razón, su precio.

CATEGORÍA ULTRA PREMIUM
(+ de 150 $)

BARON B UNIQUE 2002 Brut Nature,
(BODEGA CHANDON)
Chardonnay – Pinot Noir
Método Tradicional.
12.9% alc., 6.8 grs., 200 $.
No hay más de 10 marcas o bodegas que compiten en esta categoría, pero por lejos se destaca este producto, con solo 4.900 botellas numeradas. Elegante, envolvente, cremoso, complejo y equilibrado, Baron B Unique es definitivamente una experiencia única. Cosechas anteriores, 1999 y 2001. Tal vez el más caro entre los caros, pero seguramente el mejor entre todos. Un verdadero lujo y placer.

LA MAGIA ESTÁ DENTRO
Es como decía un slogan de una marca. La magia de estos vinos espumantes pasa casi exclusivamente por las sensaciones que nos provocan en la boca. Esto es el resultado de combinar un buen vino ácido con una buena toma de espuma, la creación de “estrellas” y el toque del agregado de cierta cantidad de azúcar, escondida bajo la fórmula secreta de algún licor.
Al mismo tiempo estas burbujas deben tener el comportamiento opuesto al de las de una soda o agua con gas. Es decir, deben tener un tamaño homogéneo entre todas, ascenso constante y duradero, lo más concentrado posible en el eje de la copa. Y la misma sensación de prolijidad en el paladar.
El color puede ir de un amarillo pálido con reflejos verdosos, pasando por todas las intensidades del dorado (típico color Champagne), hasta llegar a los rosados. Estos varían desde un salmón, a un cobrizo, hasta el típico color piel de cebolla.
Más allá de todos estos colores, que estarán dados por las uvas utilizadas en la vinificación y el tipo de ésta, lo importante es el brillo y la seducción de la vista, indicadores de la calidad del producto. Los aromas son importantes pero no tan determinantes como la sensación en boca. Los aromas característicos del buen champagne son los que provienen de la autolisis, es decir de lo que dejaron las levaduras luego de la 2da fermentación, que remiten a panadería, pan tostado, a masa, etc.
Los sabores podrán ser más o menos frutales dependiendo del estilo, pero lo destacable es que siempre estén equilibrados. Si son muy frutales debe sostener una buena acidez para que no nos canse el paladar. De todos modos, a algunos les seguirá gustando el dejo extremadamente seco, y a otros más o menos dulce. Yo lo prefiero en el medio, ni tan Extra Brut, ni tan Demi Sec o Dulce. Me gustan los Brut, y creo que esa es la tendencia actual.

CLASIFICACIÓN DE ESPUMANTES
según su contenido de Azúcar:
Brut Nature* (sin azúcar agregada, menos de 3 grs./ litro)
Extra Brut (menos de 6 grs./ litro)
Brut (entre de 6 y 15 grs./ litro)
Extra Dry (entre 12 y 20 grs./ litro)
Sec, (entre 17 y 35 grs./ litro)
Demi Sec, (entre 33 y 50 grs./ litro)
Dulce (mas de 50 grs./ litro)
*Brut Nature, no existe en Champagne.

Copyright © 2018 Bar and Drinks. Todos los derechos reservados.
Diseño web: Buccafusca