Imprimir

Champagne Francés

LA GRACIA INCOMPARABLE DE DIOS
EN MILLONES DE ORIGINALES BURBUJAS

REY DE LOS VINOS, EL CHAMPAGNE ES VERDADERAMENTE MÁGICO POR EL EFECTO QUE NOS PROVOCA AL BEBERLO. ALGUNOS SIENTEN QUE BEBEN ESTRELLAS, OTROS Y OTRAS SE PONEN MÁS SENSIBLES AL AMOR… LO QUE A MÍ ME PROVOCA SON GANAS DE ENCONTRARME CON DIOS Y AGRADECERLE, FELICITARLO PERSONALMENTE POR HACER UN VINO QUE AL BEBERLO, UNO TIENE LA SENSACIÓN DE ELEVARSE, VOLAR, DE ENTRAR EN UN ESTADO IDEAL! SUPONGO QUE ALGO TENDRÁ QUE VER EL ALCOHOL EN ESA SENSACIÓN, PERO TAMBIÉN ESTOY SEGURO QUE NO SOLO ES ESO, ES ALGO MÁS. ES UNA SENSACIÓN ÚNICA DE LOGRADO Y NATURAL EQUILIBRIO, ENTRE POTENTES PERCEPCIONES ÁCIDAS EN PERFECTO BALANCE CON SUTILES DULZURAS. TODO DECORADO POR LAS MÁS AGRADABLES EXPLOSIONES GENUINAS, NO ARTIFICIALES, DE MILLONES DE BURBUJAS. LAS MÁS IMITADAS DEL MUNDO, LAS ÚNICAS, LAS PRIMERAS, LAS ORIGINALES…, LAS DE ESA ZONA: LA DE LA REGIÓN FRANCESA DE LA CHAMPAGNE !!

por Sebastián Bossi (PUBLICADO EN BAR AND DRINKS N°43 – INVIERNO 2012)

bebidas-Vinos-champagne-fces

CHAMPAGNE (FRANCIA), septiembre de 1994.
Recuerdo el 1er viaje importante que hice, recién a los 23 años. Elegí bien: Europa. Puntualmente Londres por sus pubs, luego FRANCIA por sus vinos. Al llegar a París lo primero que hice fue averiguar cómo llegaba a REIMS, la ciudad más importante de la Región de Champagne. Punto de partida para visitar las Casas más prestigiosas de la zona. Yo debuté con Moët & Chandon en el pueblo de EPERNAY, la productora más grande de Champagne del Mundo, con casi 30 millones de botellas al año, y dueña de la filial argentina Chandon.

Champagne es el vino y además es la región productora del 1er VINO ESPUMOSO. Sí, “ESPUMOSO” y no “Espumante”, tal como lo reglamenta la Real Academia Española.

Son más de 300 millones de botellas las producidas en Champagne al año. Francia exporta una mitad y la otra la consume su mercado interno.
Las imitaciones o réplicas nunca llegaron ni cerca a lo que puede dar un Champagne. Cava (España) tiene lo suyo y sigue mejorando; lo mismo Italia con sus Proseccos. Pero el original tiene mucho a su favor. Es de por sí un TERROIR ÚNICO, donde el corte mineral de las tierras y la influencia del frío dada por la latitud que se halla, logran una conjunción difícil de reproducir.

Todo comenzó a principios del Siglo 18, en esta región ubicada a poco más de 100 kms al N.E. de París. Mucho antes allí existían bodegas dedicadas a la elaboración de Vino “tranquilo”, como se lo llama técnicamente al vino común o sin gas natural. En 1729 se creó la 1er Bodega dedicada exclusivamente a la elaboración de Champagne, y fue RUINART la 1ra marca.
DOM PERIGNON no fue probablemente el creador del 1er Vino Espumoso, pero sí el que lo llevó casi a la perfección, tal cual lo conocemos hoy. Esto es: seleccionar las mejores variedades de uva de la zona; vinificarlas de manera especial para su mejor comportamiento en botella; hacer que la toma de espuma se deba a una 2da fermentación controlada, y no a una continuación de la 1ra de manera espontánea no controlada. Para esto se necesitó encontrar una botella especial, mucho más resistente; un tapón especial, una fórmula especial, etc.
Todo eso se fue corrigiendo en el 1er siglo de vida del producto, llegando a la perfección ya en el Siglo 19.

CÓMO ES EL ORIGINAL
El CHAMPAGNE es un vino seco elaborado a partir de uvas blancas o tintas sin su piel. Es decir, blanco de cualquier manera. Se introduce en una botella especial, y se le agregan 24 grs de azúcar más levaduras para provocar una 2da fermentación, con el fin de generar y retener el gas carbónico producido en este proceso, además de los aromas y sabores también liberados en el mismo.
Este proceso dura naturalmente unas 4 semanas, pero se lo deja permanecer a temperatura fresca o fría natural de los sótanos de la zona, por 15 meses, según la ley de la DENOMINACIÓN DE ORIGEN CHAMPAGNE. Esto es a fin de lograr una complejidad única.

Muchas casas para elaborar productos aun más exclusivos, lo dejan hasta 8 años antes del degüelle. Este proceso se realiza para limpiar el producto extrayéndole las levaduras. Es ahí donde se le agrega el licor llamado “de expedición”, donde se completará el volumen perdido durante el paso anterior, y se le dará el grado de azúcar deseado, otorgándole la personalidad de cada Bodega.


LA MAGIA DE LAS BURBUJAS
La magia de estos vinos pasa casi exclusivamente por las sensaciones que nos provocan en la boca. Es el resultado de combinar un vino de buena acidez con una buena toma de espuma; la creación de “estrellas” y el toque mágico del agregado de cierta cantidad de azúcar, escondida bajo la fórmula secreta de algún licor.
Al mismo tiempo, estas BURBUJAS deben tener el comportamiento opuesto al de las gordas burbujas de una soda o agua con gas. Es decir, de un tamaño homogéneo entre todas, ascenso constante y duradero lo más concentrado en el eje de la copa, y la misma sensación de prolijidad en boca.

El COLOR pude ir de un amarillo pálido con reflejos verdosos, pasando por todas las intensidades del dorado, el típico color Champagne; hasta llegar a los rosados que varían desde un salmón a un cobrizo; hasta el color piel de cebolla.
Más allá de todos estos colores, que estarán dados por las uvas utilizadas en la vinificación y el tipo de ésta, lo importante es el brillo y lo seductor que este color sea. De esta manera será un indicador de la calidad del producto.

Los AROMAS son importantes pero no tan determinantes como la sensación en boca.
Los característicos del buen Champagne son los que provienen de la autólisis, es decir, de lo que nos dejaron las levaduras luego de la 2da fermentación. Son los que recuerdan a panadería, pan tostado, a masa, etc.

Los SABORES podrán ser más o menos frutales, dependiendo del estilo, pero lo importante es que siempre estén equilibrados. Si son muy frutales, que por otro lado se sostenga una buena acidez, para que no nos canse el paladar.

Hablando de PALADAR, lo tenemos todos de distinta preferencia: a algunos nos seguirá gustando el dejo extremadamente seco, y a otros más o menos dulce. Yo lo prefiero en el medio, ni tan Extra Brut, ni tan Demi Sec o Dulce.
A mí me gustan los Brut, y creo que esa es la tendencia actual. Hoy se acepta más dulce y se debate muy seco, algo indiscutible hace 15 años.

FRANCESES VS. NACIONALES
En Argentina, que consume más de 20 millones de litros de Vino Espumoso, solo se importa (quizás por razones comerciales y políticas) menos de 30.000 litros de Champagnes. Es decir Argentina, siendo uno de los países del mundo que más Espumoso bebe, debe ser el que menos conoce del producto original, el Champagne.

Algunas de las marcas que se encuentran en Argentina, traídas sobre todo por las filiales locales de empresas francesas, además de los clásicos por suerte siempre presentes, son: MOËT CHANDON, VEUVE CLICQUOT, DOM PERIGNON, KRUG GRAND CUVÉE, MOËT & CHANDON IMPERIAL, MOËT & CHANDON ROSÉ IMPÉRIAL (a través de Bodegas Chandon – Moët Hennessy Argentina); MUMM CORDON ROUGE (a través del grupo Pernod Ricard).

También existen diferentes pequeños importadores que hacen grandes esfuerzos por traer otras marcas: TAITTINGER BRUT RESERVE (Bodega Alta Vista); PIPER HEIDSIECK BRUT (Tres Blasones); POMMERY (R&HL S.A.); CATTIER en 12 versiones (Millésimé Argentina); JACQUESSON Cuvée 733; DEUTZ con varias versiones y BILLECART-SALMON (Mondo Vino).
Los PRECIOS arrancan en los $arg 350 (78 dólares). Esto es una pena, ya que le quita competitividad al producto aquí, con precios muy superiores a los del lugar de origen, que rondan los 40 dólares promedio.

Vale aclarar que las diferencias entre el más prestigioso de los Espumosos del mundo con los argentinos son muchas. Esa brecha probablemente jamás se acorte, ya que de por medio está la madre naturaleza. Es decir, los suelos, el clima y más aun los siglos que ya lleva Champagne elaborando, incomparables con cualquier espumoso de otro rincón del mundo.
Si nos parece caro un Champagne, hay que entender que lo perfecto muchas veces no tiene precio. Pero los espumosos argentinos aun no llegaron a la perfección, están recorriendo un buen camino. Exijámosle calidad, porque imagen les sobra. Así iremos mejorando el mercado de tan apasionante bebida, y tan necesaria en los momentos especiales de nuestras vidas. Es la manera de acercarse lentamente a una de las creaciones más perfectas del mundo, el Champagne francés.

MARCAS SOBRESALIENTES
Si nombramos una marca solamente, definiremos ésta por su Champagne básico en cuanto al precio. Así se define el estilo de cada bodega, por su Cuvée o Champagne de base, llamado muchas veces “Non Vintage Cuvée”.
Luego cada una tiene su Prestige Cuvée o su Champagne más costoso, raro y exclusivo.
Entre las varias interesantes marcas, destaco:
DEUTZ BRUT CLASSIC. Una marca que se destaca por su final seco y elegante.
TAITTINGER BRUT RESERVE. Curiosamente el más argentino de los Champagnes para mi gusto, por su baja acidez respecto a sus vecinos. Esto le da gran aceptación en nuestro país.
PIPER HEIDSIECK BRUT. Un sutil paso por madera lo hace diferente, interesante.
LAURENT PERRIER. El equilibrio y la elegancia perfecta, un Champagne de libro.

DECANTANDO CHAMPAGNE
La decantación de Champagnes comenzó a dejar de ser un mito para convertirse en una necesidad en algunos casos. Esto ocurrió desde que la cristalería más prestigiosa del mundo, RIEDEL, patentó su 1er DECANTER DE CHAMPAGNE junto a la Casa CHARLES HEIDSIECK. Desde ese momento comenzó a popularizarse entre los aficionados europeos. Otras casas como Drappier y la exquisita Billecart Salmon, también comenzaron a recomendar decantar algunos de los Champagnes de su portfolio.
Eso sí, DE NINGUNA MANERA SE DEBERÍAN DECANTAR TODOS LOS CHAMPAGNES. Jamás decantaremos un Champagne Non Vintage o el básico de línea si no tenemos un Decanter especial.
Podemos elegir uno que sea lo más angosto posible y con el cuello más largo disponible, esto hará que la bebida se oxigene pero no pierda muchas burbujas en este proceso. La idea es dejar reposar lo decantado en frío por 30 minutos.
Recomiendo decantar los Vintage muy jóvenes. Hoy existen en el mercado mundial muchos Vintage 2004, que a 2012 es un vintage joven, ya que los mejores Vintage están en su momento justo a partir de los 10 años de la cosecha.

Por otro lado recomiendo decantar algunos Champagnes de Prestige. Es decir, el más caro del Portfolio de una casa.
Muchas veces estos productos, que son tan exclusivos como costosos, no logramos entenderlo en las primeras copas. Pasa que como los mejores vinos, necesitan descansar, se toman un tiempo para salir a sorprendernos. Decantándolos los podemos ayudar a despertarse. Es un proceso delicado, hay que ser muy observador.

En MONSERRAT SPIRITS hace poco se decantaron estos Champagnes:
- Billecart Salmon 2004, por ser muy joven.
- Clos des Bouveries (Duval Leroy) Brut 2003.
- Laurent Perrier Brut Millésimé 2000.

Y los Prestige Cuvée:
- Lanson Noble Cuvée Brut 1999, por viejo conocido, es un grande y más grande aun cuando se despierta. Mostramos el servicio de este gran espumoso paso a paso en BAR AND DRINKS TV.
- Gosset Celebris Vintage Extra Brut 1998, un Fórmula 1 que no solo necesita decantarse, necesita dormir unos años más para ser redescubierto.
- Henriot Cuvée Des Enchanteleurs Brut 1999.

El resultado consensuado entre los participantes de la toma fue:
1°) Lanson 1999 y el Gosset 1998.
3°) Laurent Perrier Brut Millesime 2000.
4°) Henriot 1999 y Billecart 2004.
6°) Clos des Bouveries Brut 2003.


Existen más de un centenar de marcas en Champagnes, por lo cual es poco lo que hay en Argentina. Pero siempre vale la pena el esfuerzo para llegar a descorchar una botella del original, sea en los mejores momentos de nuestra vida y en lo no tan buenos también. Ya que es probablemente el mejor bálsamo de este planeta, una de las creaciones más perfectas de Dios.
Brindemos con ella.

CATAS ÚNICAS DE MUY EXCLUSIVOS
CHAMPAGNES EN BUENOS AIRES
En la Capital es posible encontrar catas exclusivas para todo público de Champagnes franceses.
Las catas en MONSERRAT SPIRITS son con productos de colecciones privadas, es decir de Champagnes adquiridos a particulares, no directo de los importadores, ya que no se suelen comercializar en el país.
Están dirigidas a todo aquel que le guste beber bien y conocer aún más sobre una bebida tan importante en la cultura del hombre de los últimos 3 siglos.
MS brinda una oportunidad única, en cupos limitados de hasta solo 7 exclusivos lugares; donde se va a entender por qué Champagne es la A.O.C. perfecta, con una degustación guiada de los mejores; y cata comparativa de las marcas. No se omite el origen de cada casa; las diferentes zonas dentro de Champagne; cepas como el Chardonnay, el Pinot Noir y el Pinot Meunier; y sus aportes en cada assemblage. También los Vintage de las 2 últimas décadas; y la gran novedad: la decantación de un Champagne Vintage y de un Prestige Cuvée.
Son en total 7 Champagnes por jornada de cata. El precio referencial internacional de cada botella, oscila entre 50 y 150 UDS cada una; y si entraran a la Argentina hoy irían de los $arg 500 a los $ 1700 los Vintages!
Catas altamente recomendadas!!, y a precios muy accesibles.
Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Copyright © 2018 Bar and Drinks. Todos los derechos reservados.
Diseño web: Buccafusca